El 60 por ciento del presupuesto solo es para sueldos